Martes, 30 de mayo de 2017

Síguenos en:


26may

Un investigador del CITA recibe el Premio Prensa Agraria otorgado por Asociación AIDA


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

Carlos Calvete recibió el Premio Prensa Agraria, otorgado por AIDA, el viernes 21 de mayo.

La Asociación Interprofesional para el Desarrollo Agrario (AIDA) ha valorado el trabajo científico y la importancia social y económica de un artículo publicado  por el investigador del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA), Carlos Calvete, en la revista de esta asociación, “Información Técnica Económica Agraria” (ITEA) y le ha concedido el Premio de Prensa Agraria, que le fue entregado el pasado viernes en el CITA.

En este artículo, Calvete reflexiona sobre la eficacia del programa o red nacional que se ocupa de la monitorización de vectores o especies que portan o trasmiten la enfermedad de la lengua azul. Esta red nacional implica muchos recursos económicos y aúna a muchos profesionales, con un único objetivo: frenar la incidencia de la enfermedad de la lengua azul, patología viral que afecta a rumiantes domésticos y silvestres. Por este motivo, el artículo es firmado también por otros investigadores y expertos de la Universidad de Zaragoza , de la  Universidad de Baleares y del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Carlos Calvete lleva desde el 2004 vinculado a esta red nacional, que es “la primera en España en monitorización de vectores y puede ser el precedente de otras redes”, según él mimo apunta., explicando que consiste en una red de trampas o puntos de muestreo distribuidos a lo largo de toda la geografía nacional, para controlar y analizar los diversos vectores o agentes que trasmiten esta enfermedad y que todavía están en expansión en España.

Este programa  nacional de vigilancia entomológica  fue puesto en puesto en marcha hace 6 años por el citado Ministerio y  está coordinado por Javier Lucientes, doctor en Veterinaria y profesor titular de Parasitología y Enfermedades Parasitarias de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Dicho de otro modo: la Universidad de Zaragoza dirige este proyecto. De ahí que la mayoría de vectores o “mosquitos” que son capturados en estas trampas distribuidas a lo largo de la geografía española sean identificados en el laboratorio de la Unidad de Parasitología de esta universidad y allí es donde figuran las bases de datos.

En el momento del inicio de esta red de vigilancia no había apenas presencia de esta enfermedad en España, pero estos expertos ya alertaban de que con el cambio climático y con el movimiento de animales la enfermedad de la lengua azul sería una realidad entre los animales domésticos, como vacas, cabras u ovejas y los rumiantes silvestres. Y esas predicciones no fallaron, “La enfermedad entró en el año 2004 en nuestro país y se ha quedado como permanente. Antiguamente, históricamente sí había habido incursiones esporádicas en la Península Ibérica y en Baleares, pero actualmente sigue activa y se han visto varios serotipos del virus”, explica este investigador del CITA, perteneciente al grupo de excelencia “Sistemas Agrosilvopastorales sostenibles”, reconocido por el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón.

El calentamiento del planeta a consecuencia del cambio climático ha propiciado que esta enfermedad se expanda y en países del norte de Europa donde nunca se había manifestado esté presente actualmente, al ser España la puerta de entrada de las diferentes especies del género “Culicoides” implicadas en la transmisión de la lengua azul. . “Al igual que sucede ahora con esta patología animal, ocurrirá luego con otras enfermedades humanas o animales, porque con el cambio climático se van a eliminar las fronteras en la expansión de enfermedades. Será necesario implantar otras redes de control de vectores, por lo que esta red puede tomarse como referencia”, señala este investigador, que a lo largo de este artículo publicado en la revista Asociación Interprofesional para el Desarrollo Agrario (AIDA), ha realizado un pormenorizado análisis de este programa  nacional de vigilancia entomológica, que conlleva unos elevados costes de ejecución, por lo que hay necesidad de revisar periódicamente su diseño y resultados para ajustar y optimizar los recursos logísticos de esta red, considerando que “se pueden reducir costes y proseguir con igual eficacia. No es necesario realizar tantas muestras, con menos se pueden conseguir buenos resultados”. Este artículo analítico servirá para la toma de decisiones en relación a este programa de vigilancia entomológica, para alcanzar mayores niveles de precisión en las poblaciones de vectores en España.

La Asociación Interprofesional para el Desarrollo Agrario, creada en 1968, tiene como fin crear un medio para facilitar la difusión de informaciones técnicas y ayuda profesional entre los asociados, así como contribuir al avance científico y técnico mediante la organización periódica de Jornadas o Seminarios. De ahí que este trabajo premiado divulgue y saque a la luz un importante trabajo científico nacional y a través de un enfoque social y económico lo pone al alcance de los profesionales implicados en el sector agrícola o ganadero.

Rosa Castro

Enlace:

Artículo en PDF de Carlos Calvete, premiado por AIDA, “Evaluación de la eficacia del programa de monitorización de las poblaciones de vectores de lengua azul (…)”