Viernes, 26 de mayo de 2017

Síguenos en:


10nov

Proyecto REWIND: explotaciones agrarias energéticamente independientes


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

La Universidad de Zaragoza lidera un proyecto para que las explotaciones agrarias puedan ser energéticamente independientes. Se trata del proyecto REWIND, en el que el objetivo es que la depuración de agua y riego por goteo funcionen con energía fotovoltaica y un vehículo de trabajo, con hidrógeno. Los prototipos se han instalado en Viñas del Vero.

Las explotaciones agrarias pueden ser energéticamente independientes, sustituyendo el gasóleo de la maquinaria agrícola por hidrógeno producido “in situ” desde fuentes renovables. Así se ha puesto de manifiesto en Viñas del Vero en Barbastro durante la presentación de dos prototipos, diseñados en un proyecto liderado por la Universidad de Zaragoza, que le permitirán generar energía fotovoltaica para depuración y riego por goteo en las viñas y producir hidrógeno con la energía excedentaria para el uso de un vehículo todo terreno, reduciendo al máximo las emisiones de CO2 al medio ambiente.

Estos prototipos se enmarcan dentro del proyecto europeo Life+ REWIND, concedido por la Unión Europea a un consorcio liderado por el campus público aragonés. En este equipo de trabajo participan el Laboratorio de Investigación en Fluidodinámica y Tecnologías de la Combustión (también LIFTEC), centro mixto del CSIC y la UZ, y la ingeniería Intergia Energía Sostenible.

El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, ha calificado este proyecto de “muy satisfactorio” por muchos motivos pero especialmente porque “trabajar en un equipo multidisciplinar es el camino del éxito. La suma de muchos pocos es lo que hará el futuro sostenible”.

Para la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, “un proyecto como este de energía limpia, renovable y autónoma es un halo de luz que marca el camino a seguir en el futuro”, mientras que para el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, “este proyecto es una oportunidad para la lucha contra el cambio climático y más con ejemplos promovidos por universidades, empresas y centros tecnológicos. En resumen hay que innovar, cooperando”.

REWIND promueve el uso rentable de las energías renovables y demuestra su sostenibilidad desde el punto de vista técnico, medioambiental y económico en el sector vitivinícola.Se trata de una iniciativa española en el ámbito de la acción por el clima, está dotado con un presupuesto de 1.562.994€ de los cuales, la UE financia 672.265€. La duración del proyecto es de tres años, desde julio de 2014 hasta julio de 2017.

En concreto, el proyecto, liderado por la Universidad de Zaragoza, con Javier Carroquino como investigador coordinador, y José Luis Bernal, como investigador principal, ha permitido instalar dos prototipos en la explotación de Viñas del Vero en Barbastro, uno en un el viñedo y otro en la bodega. En ambos casos, la energía se produce mediante generación fotovoltaica.

Para el desarrollo de REWIND, en Viñas del Vero se han instalado tres campos fotovoltaicos de 44 kWp de potencia total. Uno se sitúa sobre el terreno, otro sobre un seguidor solar a dos ejes y el último, que destaca por su carácter innovador, sobre la lámina de agua de la balsa de depuración de la bodega. La energía producida (hasta 75.000 kWh/año) mueve los mecanismos necesarios para accionar la depuradora de los efluentes de la bodega, así como los sistemas de riego de los viñedos cercanos. El sistema está aislado (no conectado a la red eléctrica) y controlado por un innovador automatismo que incorpora hardware y software libre, permitiendo también su gestión y su inspección mediante cámaras de alta definición de forma remota, a través de internet. De esta manera, la bodega, que ya cerró su ciclo de agua con la instalación de una depuradora y la reutilización del agua para el riego de viñedos, cierra con este programa su segundo ciclo, el energético.

Este avance permite a Viñas del Vero caminar hacia un tercer ciclo: el de la movilidad y el transporte. El elemento más innovador de esta iniciativa es la generación sostenible de hidrógeno a partir de la técnica de electrólisisde agua accionada por el excedente generado por la energía renovable. El hidrógeno obtenido permite propulsar un prototipo agrícola, germen de un futuro tractor de hidrógeno, mediante la pequeña “hidrogenera” implementada en el proyecto, una de las pocas que existen hoy en todo el territorio nacional. En este campo, Aragón es pionera en la tecnología del hidrógeno, con un importante “cluster” establecido alrededor de las aplicaciones de esta materia.

Entre los resultados que se espera obtener está la reducción de emisiones de CO2 asociadas al proceso y al producto, que se comenzará a reseñar en el etiquetado de sus productos. Las aplicaciones de este proyecto se difundirán en España y en la Europa meridional, donde está extendido el cultivo de la vid y la producción de vino. Esto además redundaría en un efecto positivo en la consolidación de las explotaciones agrarias en el medio rural, afianzando el empleo y la actividad económica, mediante métodos productivos limpios y tecnológicamente avanzados.