, 23 de abril de 2017

Síguenos en:


9may

La Universidad de Zaragoza logra tres proyectos “Marie Curie”, dotados con más de 1,2M de euros, para formar a jóvenes investigadores


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

La Universidad de Zaragoza ha conseguido tres proyectos europeos con el sello de calidad “Marie Curie” para ofrecer formación de excelencia a jóvenes investigadores y adaptar su conocimiento y habilidades a las necesidades del mercado laboral. Estas redes formativas, de las que liderará dos, permitirán contratar a 35 doctorandos Juniors durante un máximo de tres años para trabajar en grupos internacionales, en los que participan empresas.

El campus público aragonés ingresará 1.245.764 euros de los 8 millones de euros en total con que se ha dotado a estos tres proyectos que ayudarán a formar a una nueva generación de investigadores sobre como producir materiales carbonosos avanzados a partir de biomasa residual (proyecto Greencarbon); desarrollar procesos energéticamente eficientes para las industrias química y farmacéutica (Cosmic) y mejorar los tratamientos en casos de fractura de huesos largos con herramientas computacionales (CuraBone).

En esta ocasión, la Universidad de Zaragoza ha logrado por primera vez un proyecto Doctorado Europeo Industrial, un tipo de acciones Marie Curie que destacan por su excelencia, en el que se enmarca el proyecto CuraBone, que será coordinado por José Manuel García Aznar, investigador principal del grupo M2BE del I3A, que en 2012 logró una “Starting Grant” de 1,3 millones de euros.

CuraBone, con una financiación de 1.247.426 euros, de los que 495.764 euros serán para el campus aragonés, consiste en el diseño de un programa de Doctorado específico para cinco estudiantes que trabajarán mano a mano con las universidades, empresas y hospitales de toda Europa. CuraBone creará una herramienta computacional que permita estimar el impacto de un tratamiento personalizado en las fracturas de huesos largos y su adecuada rehabilitación. En esta iniciativa se unen desde los modelos matemáticos a nivel musculoesquelético hasta el comportamiento celular a nivel del tejido óseo.

El consorcio está formado por las universidades de Lovaina (Bélgica), Aalborg (Dinamarca) y Zaragoza, como coordinadora. Cuenta también con la presencia de la multinacional Materialise, líder mundial en impresión 3D y software con aplicaciones clínicas, como socia del proyecto, la colaboración de las empresas Anybody Technology y TA Instruments y, los hospitales RJAH Orthopaedic Hospital (UK), Lozano Blesa y la MAZ (Zaragoza).

Las otras dos acciones Marie Curie obtenidas corresponden a la categoría European Training Networks (ETN) también de excelencia. Es el caso del proyecto GreenCarbon, que va a ser coordinado por Joan J. Manyá, profesor adscrito al área de Ingeniería Química de la Universidad de Zaragoza e investigador del I3A. La red va a estar integrada por diez instituciones, que incluye a universidades y organizaciones empresariales de la UE. El presupuesto global asciende a 3,6 M de euros, con una financiación de 500.000 euros para la Universidad de Zaragoza.

GreenCarbon formará a 14 investigadores predoctorales, que se integrarán en una red de investigación multidisciplinar centrada en el desarrollo y aplicación de materiales carbonosos avanzados obtenidos a partir de biomasa residual (paja de cereal, cañote de maíz, residuos de poda, residuos de la industria alimentaria, etc.). De este modo, se buscará procesar estos carbones obtenidos para la obtención de materiales de alto valor añadido y utilizar estos nuevos materiales en aplicaciones clave en el campo energético y ambiental, como, por ejemplo, la captura de CO2 en postcombustión, la obtención de hidrógeno a partir de gas de pirólisis y la producción de compuestos químicos específicos mediante el procesado térmico de la biomasa.

En el proyecto Cosmic, Jesús Santamaría, catedrático y subdirector del INA, quien obtuvo una Advanced Grant de 1,85 M de euros en 2011, será el responsable de la Universidad de Zaragoza en el proyecto Cosmic, que busca desarrollar procesos integrados, continuos y energéticamente eficientes para las industrias química y farmacéutica. Con un presupuesto global del proyecto de 3,8M de euros, y una financiación de 250.000 euros para el campus público aragonés, formará a 15 estudiantes de Doctorado en tecnologías relacionadas con la intensificación de procesos.

La red, coordinada por la Universidad Católica de Lovaina, está constituida por ocho instituciones de siete países de la UE. Adicionalmente participarán en el proyecto cuatro entidades privadas en calidad de asociados. El principal objetivo será estudiar el uso de reactores continuos microfluídicos y la aplicación de fuentes alternativas para la activación de la reacción química, como son los ultrasonidos y las microondas. El éxito de Cosmic se basa en la integración de la química, la física y la ingeniería de procesos.