, 26 de marzo de 2017

Síguenos en:


9may

La Fundación del Hidrógeno coordinará el proyecto europeo HYTECHCYCLING


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

La posibilidad de ocupar una posición estratégica en un área con enormes posibilidades de desarrollo, la del reciclaje y reutilización de las tecnologías del hidrógeno, es uno de los principales atractivos del proyecto europeo HYTECHCYCLING que la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón va a coordinar en colaboración con Industrias López Soriano, grupo familiar aragonés de referencia internacional en gestión medioambiental, reciclaje y valorización de residuos.

Las instalaciones de la Fundación en el Parque Tecnológico Walqa (Cuarte, Huesca) acogían esta semana la reunión de lanzamiento de esta iniciativa en la que también participan la Universidad de Ljubljana (Eslovenia), la Fundación IMDEA Energía (Madrid, España) y el Parque Científico y Tecnológico para el Medioambiente ENVIPARK (Turín, Italia).

HYTECHCYCLING se ocupa del reciclaje y reutilización de las tecnologías del hidrógeno, incluyendo tanto los sistemas de producción de hidrógeno por electrolisis a partir de Energías Renovables, como su utilización en pilas de combustible integradas en las diferentes aplicaciones donde tiene cabida. Se trata de un campo llamado a tener una gran importancia conforme avance el despliegue de estos sistemas en el mercado, que ya se está produciendo.

Con la coordinación de este proyecto la Fundación del Hidrógeno cumple uno de los objetivos con los que fue creada en 2003, que no es sino el de identificar oportunidades de negocio y mercado para facilitar la incorporación de entidades aragonesas a estos sector tecnológicos, incrementando con ello la competitividad del tejido productivo de la Comunidad Autónoma.

El desarrollo de las pilas de combustible y de las tecnologías del hidrógeno será un hecho a corto plazo en Europa y cumple con los objetivos de “descarbonizar” la energía y el transporte. La idea es generar grandes cantidades de hidrógeno “verde” a partir de los excedentes de energía que provengan de fuentes renovables, algo que va en línea con las perspectivas contempladas en las políticas impulsadas en Europa que persiguen que para 2050 el 65% de la electricidad tenga precisamente ese origen renovable. Ese hidrógeno se utilizará en el transporte (para impulsar vehículos con pila de combustible), pero también tendrá aplicaciones energéticas (re-electrificación, alimentación de pilas de combustible estacionarias en cogeneraciones, sistemas de respaldo o inyección de hidrógeno en gas) e industriales (generación de hidrógeno para la industria química).

Sin embargo, el desarrollo de estas tecnologías tiene que contemplar también su reciclaje y desmantelamiento o los posibles usos posteriores. No hay que olvidar que estos dispositivos incluyen materiales de alto coste que también son escasos -como el platino- que requieren nuevos procesos de tratamiento. Con la colaboración de los fabricantes y de los usuarios finales, el reciclaje es mucho más fácil. Ese es el principal objetivo de HYTECHCYCLING, estudiar los mejores procedimientos para reciclar y desmantelar los dispositivos basados en las tecnologías del hidrógeno y las pilas de combustible, anticipándose así a un futuro ya cercano.

Para lograrlo, los participantes en el proyecto colaborarán estudiando la regulación y procesos existentes, pero también desarrollando nueva tecnología aplicable a la fase crítica del reciclaje de este tipo de materiales que van a ser de utilización masiva a no mucho tardar. Dar con nuevos modelos de negocio que puedan ser aprovechados por las empresas al respecto y establecer recomendaciones para el sector y los públicos de interés que rodean al hidrógeno son otros de los fines de esta iniciativa que acaba de ponerse en marcha con un evidente protagonismo aragonés.

El hidrógeno también interesa a las empresas de servicios

La estrecha relación de las tecnologías del hidrógeno con la movilidad hace que muchos de los sectores implicados en ellas tengan que estar al tanto de los avances que se están produciendo constantemente, y esto incluye a quienes han de reparar e inspeccionar los vehículos, cuestión importante ahora que varios fabricantes ofrecen ya automóviles eléctricos de pila de combustible que operan con hidrógeno. Este hecho hace necesario que los diferentes actores y organismos presentes en el sector hayan de prepararse para poder ofrecerles sus servicios con el mismo nivel de compromiso que lo hacen con las motorizaciones actuales.

En su deseo de acercar el estado de estas tecnologías a todos los sectores que pueden beneficiarse de ellas y que en cualquier caso deben conocerlas, la Fundación del Hidrógeno ha realizado una presentación en el marco de las XXV Jornadas Nacionales de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) realizadas también esta semana en Toledo.

En ella, los participantes han podido conocer en detalle las implicaciones técnicas que tienen los vehículos de hidrógeno, que son eléctricos con gran autonomía que pueden ser motorizados con altas o bajas potencias y que ofrecen ventajas como una rápida recarga o la ausencia de emisiones contaminantes. Esta tecnología no solo afecta al motor, respecto del que surgen variantes muy interesantes como son las hibridaciones de todo tipo: competen también al frenado, al alumbrado, a la climatización o al uso de las TIC aplicadas a la conducción, campos de actuación de las estaciones de ITV.

Son varios los indicadores que apuntan a que en estos momentos no cabe descartar, como ya ha pasado en otras tecnologías, una disrupción radical y sorpresiva del hidrógeno en el mercado como consecuencia de la estrategia de algunos importantes fabricantes. Por eso es especialmente importante que España, país importante en la fabricación de automóviles y de sus componentes, esté vigilante en relación con esta tecnología que presenta afinidad con sectores industriales muy avanzados en nuestra economía.

FOTO: Imagen de la reunión de trabajo del equipo del proyecto, celebrada en Walqa.