Martes, 30 de mayo de 2017

Síguenos en:


25nov

Investigadores del INA desarrollarán nuevos procesos químicos para transformar el gas natural en productos químicos más valiosos


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

Transformar el gas natural en productos químicos valiosos: en hidrocarburos líquidos que puedan usarse como combustible, o como precursores para crear polímeros, presentes en plásticos, pinturas y textiles. Y todo ello mediante nuevos procesos químicos de alta eficacia y bajo impacto ambiental. Este es el objetivo del proyecto europeo ADREM, en el que participan investigadores del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza, y que cuenta con una dotación total de 6 millones de euros, de los cuales, algo más de 560.000 irán destinados al campus público aragonés.

Aunque la composición del gas natural varía en función del yacimiento, su principal componente es metano. El metano es una fuente de energía mucho más limpia que el carbón y se dispone de enormes reservas (187 billones de metros cúbicos, y una cantidad mucho mayor como hidratos), lo que convierte al gas natural en la principal fuente de energía primaria y productos químicos para las próximas décadas. Sin embargo, hoy en día parte del metano que se genera se quema in situ, porque no existe forma de aprovecharlo en el lugar en el que aparece, por ejemplo, asociado a yacimientos de carbón o petróleo.

El grupo de investigación de Películas y Partículas Nanoestructuradas del INA, liderado por el profesor Jesús Santamaría, trabajará en el desarrollo de reactores catalíticos emergentes capaces de activar el metano, algo difícil ya que se trata de una molécula extremadamente estable. Se pretende que los reactores sean flexibles en cuanto a operación, para poder adaptarse a los distintos escenarios de explotación en los que ahora no se aprovecha el metano.

Reactores catalíticos
Un reactor químico es un equipo en el que se producen sustancias nuevas por reacción química a partir de materias primas. Los catalizadores permiten que la reacción tenga lugar a mayor velocidad, y con mayor selectividad hacia los productos deseados.

En ADREM se contemplan reactores catalíticos altamente innovadores desde el punto de vista del suministro energético (reactores de plasma o de microondas), así como de su configuración (reactores Vortex, reactores de alto gradiente térmico, microreactores), que permitirán importantes ahorros energéticos y mejoras de productividad. Se diseñarán unidades modulares que puedan trasladarse a distintos puntos de explotación y sean capaces de adaptarse a las características del gas natural de distintas procedencias, incluyendo fuentes alternativas (biogas, hidratos marinos, metano asociado a yacimientos de carbón o a esquisto).

El trabajo del grupo del INA se centrará en la conversión de metano en reactores activados por microondas.

Proyecto europeo ADREM
La reunión de arranque del proyecto europeo ADREM (siglas del título inglés Adaptable Reactors for Resource- and Energy-Efficient Methane Valorisation), en el que participa el grupo de investigación de Películas y Partículas Nanoestructuradas perteneciente al Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), ha tenido lugar el pasado lunes 16 de noviembre en Bruselas.

El proyecto lo desarrolla un consorcio que engloba a diez socios europeos, (7 Universidades y 3 empresas) de ocho países. El proyecto estará liderado por la Universidad Técnica de Delft (Holanda). ADREM es uno de los proyectos de Horizonte 2020, enmarcados dentro del competitivo programa SPIRE, en cuya última convocatoria se han seleccionado sólo cinco proyectos.

Foto: Jesús Santamaría, junto a José Luis Hueso y Reyes Mallada, investigadores involucrados en el proyecto, en un laboratorio del INA.