Viernes, 28 de abril de 2017

Síguenos en:


8feb

Expertos debaten en Zaragoza cómo tener un tráfico más seguro y la necesidad de tecnificar la seguridad vial


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

Las VIII Jornadas sobre Búsqueda de Soluciones al Problema de los Accidentes de Tráfico reúnen en Zaragoza a profesionales en disciplinas que ayudan a mejorar la seguridad vial y representantes institucionales que analizarán el problema de los accidentes de tráfico y tratarán de aportar diferentes puntos de vista a lo que hoy es un problema social. El encuentro está organizado por el grupo de investigación VEHIVIAL del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) y se celebra en el Campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza del 8 al 10 de febrero.

La primera de las intervenciones será la de Teófilo de Luis, presidente de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados. Entre los temas que se abordarán destaca el coloquio “Hacia dónde queremos ir en materia de seguridad infantil”, así como los perjuicios que se pueden generar para los ciudadanos cuando se cometen errores en la investigación de los accidentes de tráfico, tema éste que se analizará desde un punto de vista técnico y jurídico, de la mano del investigador Juan José Alba y del abogado Enrique Trebolle.

También se tratará la seguridad vial vista desde la bicicleta y habrá un coloquio centrado en la comunicación en este ámbito, con la participación de Pedro Javaloyes, colaborador de RNE y Vicente Herranz, director del programa Luz de Cruce de la Cadena COPE, moderado por Alberto Iglesia. También intervendrá Nacho Carreras, director del programa “Seguridad Vital” de RTVE.

Durante tres días, la búsqueda de soluciones para tener un tráfico más seguro y la necesidad de tecnificar la seguridad vial centrarán este encuentro que llega ya a su octava edición.

“No podemos ser optimistas”

“Llevamos tres años de incremento constante de víctimas de accidentes de tráfico, pero seguimos asisitiendo a los discursos triunfalistas de cada mes de enero en los que se presentan cifras provisionales y referidas únicamente a fallecidos en vías interurbanas. Estamos lejos de afrontar este problema con altura, con planes a varios años vista, pensados para cambiar los hábitos y la formación de toda una sociedad. No podemos ser optimistas”.

En la actualidad, con casos muy sangrantes de accidentes de tráfico con muchas víctimas mortales, la pregunta más recurrente es: ¿El culpable siempre es el conductor? A lo que Juan José Alba responde: “Por supuesto que no. Es fácil decir que un motociclista se cayó en una curva llena de gravilla por circular con “velocidad inadecuada”. Deberíamos ir más allá. ¿Por qué no se había señalizado la presencia de gravilla?… ¿por qué había gravilla? ¿quién tenía que haberse preocupado de su retirada? ¿por qué no se retiró?… El concepto de la “causa” o la “culpa” no termina en el “drogas-alcohol-velocidad-despiste” al que tan acostumbrados nos tienen. El concepto de la causa puede ser complejo y, por supuesto, no siempre reside en el conductor”.

Entre los logros del grupo de investigación VEHIVAL, destaca que, “si nos centramos en la parte de nuestra actividad relacionada con la seguridad vial y la investigación de accidentes, yo diría que VEHIVIAL ha sido especialmente valiente a la hora de defender su labor técnica frente a fortísimas presiones recibidas para no abordar determinadas cuestiones que podrían ser “conflictivas” (como, por ejemplo, los perjuicios que se pueden originar a los ciudadanos cuando se producen errores en los atestados policiales). Desde determinados ámbitos políticos que no quisieron entender que todos debemos trabajar en conjunto y colaborando por el bien del ciudadano, se llegó a censurar nuestro trabajo y se nos requirió expresamente para que no habláramos de este tema. Afortunadamente, hoy, nuestros planteamientos son vistos con naturalidad y ampliamente compartidos entre profesionales vinculados a la seguridad vial. Nos sentirnos orgullosos cuando se nos cita como precursores de esta preocupación por el trabajo cooperativo”.

Respecto a cómo conseguir un tráfico más seguro, Juan José Alba indica que “a corto plazo, debería abordarse una revisión de los planes formativos de conductores, a todas luces deficientes, principalmente por no incidir en la formación para la prevención y gestión de riesgos. A más largo plazo, está claro que la tecnología debe desempeñar un papel fundamental en la seguridad vial. La conducción automatizada es el reto que se ha autoimpuesto nuestra Sociedad y todo apunta a que el camino emprendido es el correcto”.