Jueves, 27 de abril de 2017

Síguenos en:


20mar

El nuevo edificio del CEQMA pondrá 14.000 metros cuadrados al servicio de la investigación científica del máximo nivel


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

El nuevo edificio del Centro de Química y Materiales de Aragón (CEQMA) tendrá más de 14.000 metros cuadrados de superficie, en los que trabajarán unos 400 investigadores que ahora lo hacen repartidos en diferentes espacios. Acogerá toda la actividad científica de dos institutos mixtos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Zaragoza, el de Ciencias de los Materiales (ICMA) y el de Síntesis Química y Catálisis Homogénea (ISQCH).

Los consejeros de Hacienda y Administración Pública, José Luis Saz, e Industria e Innovación, Arturo Aliaga, han presentado los detalles de esta obra que tendrá un coste total de 18 millones de euros, cofinanciados al 50% por el Gobierno de Aragón y Fondos FEDER de la Unión Europea durante los años 2014 y 2015.

Arturo Aliaga ha destacado que estas instalaciones acogerán institutos de “referencia internacional”, que entre otras materias desarrollan investigaciones sobre materiales moleculares, nanofotónica, nanomateriales o física a bajas temperaturas. “Estos institutos tienen una capacidad de captación anual de fondos europeos de unos 12 o 13 millones de euros para proyectos de investigación a nivela nacional e internacional. Incluso se están impulsando proyectos de extraordinaria importancia con patentes a través de empresas norteamericanas”, ha señalado Aliaga.

“Con esta solución queremos eliminar la dispersión de los investigadores que actualmente están en varias sedes diferentes y la falta de espacios y laboratorios adecuados, para sacar mucho más provecho a la capacidad investigadora”, ha añadido.

Ambos consejeros han explicado que este era un proyecto largamente demandado en Aragón, cuya construcción se ha ido posponiendo en los últimos años debido a las restricciones presupuestarias del Estado, y en el que el Gobierno de Aragón ha apostado por invertir 9 millones de euros, aprovechando así los otros 9 millones de cofinanciación a través de fondos europeos.

El consejero José Luis Saz ha explicado que “es cierto que en Aragón también tenemos restricciones presupuestarias, pero la ciencia aporta un componente económico. Cada euro que se invierte en I+D+I revierte multiplicado por dos o tres en la sociedad civil. No en vano, en los últimos años los países desarrollados de Europa han ido incrementando sus dotaciones para investigación e innovación”. El consejero de Hacienda ha puesto en valor el compromiso del Gobierno de Aragón en esta materia, puesto que en los Presupuestos de 2014, “el Gobierno de Aragón hace un esfuerzo inversor máximo en I+D+I, con la mayor dotación en los últimos diez años”.

“Estamos convencidos de que para poder desarrollar un proyecto científico de calidad, necesitamos unas infraestructuras de calidad, y las vamos a tener para comienzos de 2016 como regalo de Reyes”, ha añadido Saz.

Se hará cargo de los trabajos el Departamento de Industria e Innovación, con la encomienda del Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) -que ha redactado el proyecto- sobre la dirección de la gestión material y técnica de la construcción a cuya licitación se han presentado las propuestas de 16 empresas. En las próximas semanas se realizará la adjudicación y las obras comenzarán previsiblemente el próximo mes de junio, con un plazo de ejecución de 18 meses.

Este edificio supone un hito para la investigación científica en la Comunidad Autónoma, y no únicamente por sus dimensiones o impacto económico, sino también porque permitirá mejorar sustancialmente las condiciones del trabajo científico, así como apoyar las actividades de investigación, desarrollo e innovación de nuestras empresas y la aparición de otras nuevas de base tecnológica.
La construcción de esta infraestructura es buen ejemplo de la firme apuesta del Gobierno de Aragón por la inversión en I+D para el año 2014, como motor de desarrollo económico en la Comunidad Autónoma.
En concreto, el Ejecutivo ha consignado 63 millones de euros en el Presupuesto de 2014 para Investigación, Desarrollo y Nuevas Tecnologías, lo que supone la mayor inversión en esta materia en los últimos diez años. El incremento es del 26,47% respecto al ejercicio de 2013, cuando se destinaron 49,8 millones.