Lunes, 27 de marzo de 2017

Síguenos en:


15mar

Correo Farmacéutico premia un curso coordinado por el docente de la USJ Edgar Abarca


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

Correo Farmacéutico, periódico del sector farmacéutico a nivel nacional, premió el pasado lunes 13 de marzo 2017 en los Teatros del Canal de Madrid el curso titulado “El medicamento individualizado en la farmacoterapia del futuro” como mejor iniciativa del año 2016 en el ámbito de la investigación, farmacología y docencia.

En abril 2016, la Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas (AEFF) cumplió el objetivo de introducir la formulación de medicamentos individualizados en los contenidos docentes del 6º curso del grado de medicina de la Universidad Francisco de Vitoria, una iniciativa pionera y hasta la fecha, única en España.

El curso, que contó una asistencia de casi 40 alumnos, coordinado por el farmacéutico barbastrense Edgar Abarca Lachén, director científico de AEFF y profesor en el Grado de Farmacia de la Universidad San Jorge, se estructuró en 4 módulos:

El primero, a cargo de Rafael Puerto, presidente de la asociación, abarcó conceptos generales básicos introductorios, tales como la función de la formulación en la actualidad así como una práctica revisión de conceptos galénicos orientados a los futuros médicos.

En el segundo, César Valera mostró a los alumnos los diferentes tipos de criterios para individualizar un tratamiento y expuso ejemplos en áreas médicas frecuentes como dermatología, pediatría y geriatría.

A continuación, José Antonio Sánchez-Brunete abordó en el tercer módulo la problemática de las lagunas terapéuticas, tan frecuentes como preocupantes en estos últimos años, mostrando las posibilidades del medicamento individualizado ante la retirada de medicamentos comercializados, la utilidad terapéutica de la formulación en países con un acceso limitado así así como el desarrollo de nuevas formulaciones con fármacos ya conocidos.

Por último, Edgar Abarca cerró el curso exponiendo el papel relevante que la formulación puede tener en la optimización de los resultados de la atención clínica, ya sea mejorando la adherencia terapéutica así como optimizando los resultados de la farmacoterapia.

Esta primera experiencia ha sido tremendamente positiva y desde AEFF seguirán trabajando para que sea el inicio de algo tan simple como necesario: divulgar y hacer partícipes de la formulación a los futuros médicos desde los planes de grado en la Universidad.