Miércoles, 29 de marzo de 2017

Síguenos en:


23sep

CITA y DPZ colaboran para determinar las zonas óptimas para la trufa


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

La Diputación Provincial de Zaragoza y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón, adscrito al Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, han firmado un convenio para la determinación de superficies óptimas de producción trufera, dentro del mapa con aptitud trufera de la provincia de Zaragoza. Para llevar a cabo este proyecto, la DPZ aportará 90.000 euros al CITA de Aragón.

En el marco de este convenio el CITA trabajará en la identificación de las micorrizas de Tuber presentes en los parajes previamente determinados como más óptimos para la implantación de truferas cultivadas en las comarcas de Campo de Borja y Tarazona.
Para ello se realizarán muestreos y análisis de laboratorio para la identificación de las micorrizas pertenecientes al género Tuber, se ejecutarán prospecciones de los puntos de fructificación de las especies de Tuber y se elaborará más adelante un nuevo mapa comarcal más preciso con los datos obtenidos. El proyecto también incluye acometer una analítica precisa de las parcelas que se quieren poner en cultivo efectuándose un estudio particularizado de cada una de ellas: climatología, pendiente, entorno ecológico, posibilidades de toma de agua, cercado, labores previas y futuras. Esta acción se completa con el seguimiento de las plantaciones y el análisis de los mercados futuros.
Este convenio es continuación del suscrito en el año 2012 entre el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Zaragoza para el establecimiento previo de las zonas con aptitud trufera en la provincia de Zaragoza. Una vez determinado un mapa con aptitud trufera en la provincia, el actual proyecto quiere determinar la idoneidad de los terrenos particulares o públicos para la producción trufera. Las tareas se realizarán coordinadas con los ayuntamientos de la provincia Zaragoza. La truficultura puede ser una fuente de ingresos para los ayuntamientos que arrienden terrenos potencialmente productores y el asesoramiento del CITA se integraría como un cometido del propio ayuntamiento, sirviendo de ejemplo para posibles explotaciones trufícolas particulares.

El Dr. Juan Barriuso investigador del área de truficultura del CITA lidera el equipo de investigadores que trabajan en el proyecto y que anteriormente desarrollaron el mapa con aptitud trufera en la provincia de Zaragoza y organizaron en marzo de este año, el “Primer Congreso Internacional de Truficultura”, celebrado en Teruel.
La colaboración entre las dos entidades representa una actividad de I+D+i en un sector de gran futuro para muchas zonas aragonesas y una actuación de interés general, ya que Aragón, tanto por su clima y condiciones del tipo de suelo como por su vocación, engloba las principales zonas productoras de trufa en nuestro país, constituyendo la truficultura un complemento de renta y una alternativa posible en aquellas zonas agrícolas con bajos rendimientos económicos, y es una opción para suelos marginales además de ayudar a la estabilización de la población en pueblos pequeños de la provincia con superficies idóneas para la producción de la trufa.