Viernes, 28 de abril de 2017

Síguenos en:


24ene

CIRCE participa en un proyecto europeo que creará planes de movilidad sostenible en ciudades destino de cruceros


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

MálagaPort, el Ayuntamiento de Málaga y la Fundación CIRCE (Zaragoza) han comenzado los trabajos del proyecto europeo LOCATIONS – Low Carbon Transport in Cruise Destination Cities, financiado por la Comisión Europea con fondos FEDER. Esta iniciativa ayudará a las ciudades que reciben frecuentemente cruceros de viaje a mejorar su sostenibilidad, a través de planes de movilidad urbana que tengan en cuenta este tránsito de turistas y sus necesidades.
El proyecto cuenta con la participación de ciudades “cruceristas” de 5 países europeos, que ven afectada su movilidad durante amplios periodos, tanto a nivel de ciudad como de región o provincia como consecuencia de la afluencia masiva a lugares turísticos. Estas ciudades son Lisboa (Portugal), Trieste y Ravena (Italia), Zadar y Rijecka (Croacia), Durres (Albania) y Málaga, única ciudad española que participa en el proyecto.
En todas estas ciudades se llevarán a cabo Planes de Transporte Bajo Carbono que contribuirán a descongestionar el tráfico, optimizarlo y racionalizarlo durante estos periodos. Esto además permitirá reducir las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, así como la contaminación acústica, redundando en una mejora de la calidad de vida tanto de los turistas como de los propios ciudadanos.
Los nuevos planes integrarán una amplia variedad de aspectos para conseguir una movilidad más sostenible, como la movilidad urbana, la accesibilidad, el tráfico de cruceros y su estacionalidad, el modelo de desarrollo de cada ciudad y las características culturales de su población y sus turistas, los aspectos medioambientales, etc.
Inicialmente se llevarán a cabo talleres, jornadas y planes de formación con el fin de identificar e involucrar a los principales agentes que tomarán parte en estos como las autoridades portuarias, administraciones públicas, empresas de transporte, los ciudadanos y los propios cruceros con sus pasajeros, entre otros. Sentadas estas bases, las ciudades desarrollarán sus planes a través de la estrecha cooperación entre los socios técnicos y no técnicos de cada país, en el caso de España MálagaPort y CIRCE.
Una vez desarrollados los primeros 7 planes en las ciudades participantes del proyecto, estas medidas se exportarán y se ofrecerán a otras ciudades europeas que cuenten con características similares. De este modo se persigue contribuir a la sostenibilidad global de toda Europa, y en especial de la zona del Mediterráneo.