, 23 de abril de 2017

Síguenos en:


1feb

Arranca en las farmacias aragonesas el proyecto “Enmente”, centrado en personas con Alzheimer


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

59 farmacéuticos de Zaragoza, 45 de Teruel y 40 de Huesca participan en el programa “enMente”, abordaje de la enfermedad de Alzheimer en la farmacia comunitaria, que nace con la idea de actualizar los conocimientos y habilidades del farmacéutico en el abordaje del cuidador y del paciente con Alzheimer. En Aragón, esta enfermedad afecta a 33.000 personas, sobre todo población de avanzada edad.

Esta nueva acción, que acaba de arrancar y finalizará en junio, tiene como objetivo potenciar el esencial papel del farmacéutico ante situaciones de demanda de información sobre los posibles indicios de Alzheimer, psicológicos y conductuales, que pudieran presentar algunas personas, identificar, prevenir o monitorizar patologías asociadas, informar sobre posibles ayudas a los pacientes y/o cuidadores, así como destacar e incidir en la importancia de la adherencia al tratamiento, entre otros aspectos.

La vocal de Atención Farmacéutica del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Mercedes Arias, ha destacado que “en el espacio sociosanitario actual, orientado a garantizar una atención integrada e integral de los pacientes, la figura del farmacéutico y su labor asistencial en coordinación con el resto de los agentes sanitarios, resulta esencial y necesaria”.

Apoyo a pacientes y cuidadores
El proyecto Enmente también incluye material de apoyo para pacientes y cuidadores. A través de este material, los farmacéuticos quieren dar a conocer, entre otros consejos, las señales que alertan del inicio de la enfermedad y facilitar así su diagnóstico precoz, “ya que detectándola al principio, el enfermo puede tratar sus síntomas, mejorando su calidad de vida y retrasar su evolución”, señala Mercedes Arias. Pequeñas pérdidas de memoria, dificultad para completar tareas cotidianas o cambios de humor y de personalidad sin motivo justificado, son algunas de estas señales.

El programa Enmente es un proyecto nacional puesto en marcha por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, con la colaboración de Laboratorios Cinfa. En Aragón, cuenta con el apoyo de los Colegios de Zaragoza, Huesca y Teruel.

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia, entendiendo por tal el deterioro de las funciones intelectuales debido a una afectación orgánica cerebral. Se trata de un proceso degenerativo, lento e irreversible, con una duración media de 7 a 10 años.

Las actividades sociales, laborales, o recreativas del paciente se ven afectadas, e incluso determina la imposibilidad del “automantenimiento” del paciente. En ocasiones se hace imposible realizar actividades básicas para la supervivencia como comer, vestirse, asearse, etc.

Inicialmente, existe un deterioro de la memoria reciente, olvidos, y desorientación (pueden perderse en la calle). Aparecen transformaciones sutiles en la personalidad y el comportamiento. Se empobrece el lenguaje, con dificultad para encontrar las palabras adecuadas o incorporar nuevas palabras. Posteriormente se asocia a alteraciones del sueño, incapacidad de fijar la atención, cambio acusado del comportamiento habitual y depresión. Al final, el paciente debe permanecer en cama o silla de ruedas y no es capaz de valerse por sí mismo.

Con respecto al tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, se han utilizado varios fármacos en un intento de, al menos, frenar su progresión, retrasar la aparición de minusvalías, tratando de mantener una calidad de vida aceptable.

Se estima que afecta a más del 4% de la población española mayor de 65 años.