Lunes, 05 de diciembre de 2016

Síguenos en:


10abr

La investigación en Matemáticas proporciona herramientas para las decisiones políticas


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

La Política está vinculada a las Matemáticas desde hace veintitantos siglos. Toda decisión política ha sido tomada a partir de un análisis de la situación, incluye unas negociaciones, una actuación… Ejemplos relativamente cercanos pueden encontrarse en la decisión de Estados Unidos de invadir Irak en el año 2003, que supuso el derrocamiento de Saddam Hussein y las primeras elecciones democráticas iraquíes; La carrera armamentista en la denominada Guerra Fría que durante el siglo XX enfrentó el bloque occidental-capitalista, liderado por Estados Unidos, y el oriental-comunista, por la Unión Soviética; O los acuerdos de Camp David que en 1978 dieron fin a los conflictos territoriales entre Egipto e Israel, gracias a la firma de paz entre los presidentes de estas dos naciones, tras doce días de negociaciones secretas con la mediación del entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter.

Estas actuaciones políticas constituyen tres ejemplos de herramientas matemáticas aplicadas al mundo de la política, que corresponden, por este orden, al análisis de las decisiones, la teoría de los Juegos y el Análisis de las negociaciones. Tal como explica David Ríos, catedrático de Estadística e Investigación Operativa y vicerrector en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), y numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. (En la imagen, David Ríos)

Múltiples conexiones entre Matemáticas y Política

Este profesor e investigador impartió hace unas semanas una conferencia en el ciclo “Cita con la Ciencia”, organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Allí explicó las numerosas conexiones entre las Matemáticas y la política racional, “que podría definirse como la política que incluye el cálculo, por parte de actores racionales en situaciones de conflicto, de las ventajas y desventajas que conducen a elecciones cuyas consecuencias afectan a un número significativo de gente y a las acciones de los gobiernos”.

Para este científico, responsable del grupo de investigación de Estadística y Ciencias de la Decisión de la URJC, uno de los principales conceptos políticos es el del conflicto. “Cuando las acciones de un individuo o grupo influyen y se ven influenciadas por las de otro. Siendo su dimensión pública, afectando a algo más que asuntos privados, lo que hace que ese conflicto sea político”, especifica este investigador cuyas líneas de estudio se centran en la democracia electrónica y presupuestos participativos. Ambas son un resultado de la revolución actual de las telecomunicaciones y de la presencia de Internet, que modificarán en un futuro cercano las formas de participación ciudadana en los asuntos políticos. “En países como Estonia ya se ha implantado el voto electrónico, en España debería cambiarse la Ley Electoral, pero de momento falta voluntad política para hacerlo”, explica el vicerrector de la Universidad Rey Juan Carlos, a la vez que detalla que hace dos años tuvo lugar en nuestro país la primera votación por Internet en elecciones legislativas.

La experiencia más conocida sobre presupuestos participativos comenzó en Porto Alegre (Brasil), en 1989, implantándose definitivamente tres años después. “Esta experiencia permite a los ciudadanos tomar parte en las decisiones sobre el empleo de los presupuestos de la Administración Pública”, precisa Ríos, que asegura que en España hay más de diez municipios pioneros en esta experiencia, como el Ayuntamiento de Petrer, en Alicante. “Desde nuestro grupo de investigación estamos intentando contactar con los ayuntamientos, para que implanten la nuevas tecnologías para facilitar la decisión de los ciudadanos”, puntualiza este científico, cuyo grupo investigador coordina un proyecto de excelencia investigadora, “E-Democracia CM”, en el que colaboran la Universidad Politécnica de Madrid, la U.Nacional de Educación a Distancia y la U.Carlos III de Madrid, junto con la Manchester Business School, el CNR-IMATI la Lomonosov.

Rosa Castro