Lunes, 05 de diciembre de 2016

Síguenos en:


20abr

La investigación de la fibromialgia avanza en menos de 4 años de diagnóstico en España


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

Cansancio, dolor muscular, rigidez de articulaciones, intestino irritable, fatiga mental o trastornos del sueño son algunos de los síntomas de la fibromialgia (FM), enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1993, que hasta 1997 no ha sido diagnosticada como tal en España.

Esta enfermedad reumática crónica es padecida por el 2-4 por cien de la población española (entre 800.000 y 1.200.000 personas), y en Aragón si se extrapolan estos datos son 36.000 los afectados, según explica Javier García Campayo, psiquiatra y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza.

“”Es difícil el diagnóstico precoz de esta enfermedad, porque al principio puede parecer simplemente cansancio y muchos pacientes no saben que lo padecen. Es a partir de los dos años cuando el dolor se hace más manifiesto y el reumatólogo puede realizar una prueba específica, consistente en presionar y si el afectado sufre dolor en al menos 11 de los 18 puntos sensibles situados de forma especifica a lo largo del cuerpo, se le diagnostica fibromialgia”", explica este psiquiatra, que es asesor científico de la Asociación Aragonesa de Fibromialgia y Astenia Crónica (ASAFA).

Esta patología tiene un origen desconocido, debida a una alteración del sistema nervioso central, “”que hace que sientan el dolor más intensamente, al igual que estímulos como la luz y el ruido. Pero se puede establecer _añade_ un perfil claro, porque el 90 por ciento son mujeres de edades entre 30 y 50 años, con una forma de ser perfeccionista que les conlleva un esfuerzo brutal y son el principal apoyo familiar”", detalla y asegura que se puede encontrar un componente genético, que origine una cierta asociación familiar.

En la causa de la FM también se pueden encontrar desencadenantes como un accidente, una enfermedad simultánea o acontecimientos vitales negativos (divorcio, pérdidas familiares…) que pueden despertar alguna anomalía fisiopatológica latente presente en el paciente y provocarla.

Este médico pertenece a la Red de Investigación “”Psiquiatría de Enlace”", financiada por el Instituto de Salud Carlos III, y junto a un grupo multidisciplinar compuesto por un total de diez especialistas médicos investiga esta enfermedad. Son varias las líneas de trabajo que ejecutan. La detección de los anticuerpos en el organismo de estos pacientes es una de ellas. Y el uso de la técnica del láser en la superficie corporal, les ha permitido medir cuantitativamente el dolor y “”ver qué partes del cerebro se estimulan cuando el paciente lo siente”". Estudios neurofisiológicos también han demostrado que el enfermo se concentra en el dolor y eso le impide la capacidad de atención, de memoria y percepción. También tiene gran importancia el apoyo psicológico, con estudios que demuestran que los grupos de ayuda permiten modificar el comportamiento de estos enfermos, “”intentar que no se esfuercen el día que se encuentren mejor”", señala.

Por otra parte, en la actualidad hay diversas tesis doctorales en la Universidad de Zaragoza en proyecto, con estudios neurocognitivos que demuestran que el enfermo presenta menos riego en determinadas áreas cerebrales, con un menor consumo de oxígeno. Estas tesis son las primeras en la Facultad de Medicina que se centran en la fibromialgia. “”En la actualidad en el panorama internacional hay muchas líneas de investigación sobre la fibromialgia, y aunque se haya diagnosticado hace poco tiene mucho interés su estudio, principalmente a nivel farmacológico. Esto se debe a que supone mucho gasto para el sistema sanitario, por las pruebas complementarias de diagnóstico, y al Ministerio de Trabajo en países como EEUU o Gran Bretaña, donde sí se reconoce la invalidez a los afectados”", detalla este científico.

La investigación es el consuelo de los afectados, que en Aragón se han agrupado en ASAFA, llegando a los 500 miembros. Mª José Malo, una de las promotoras de esta asociación explica que “”sientes un dolor generalizado diario, que se acompaña muchas veces de depresión, porque no puedes realizar una vida normal. Tomas muchos medicamentos y no logras tener un sueño reparador. A esto se suma que hace unos años había médicos que diagnosticaban mal la enfermedad, y eso explica que haya mujeres intervenidas de ovarios, por ejemplo, porque al presentar dolores en esa zona, que se debían a dolores paralelos en la espalda, omoplatos eran realmente debidos a la fibromialgia. Ya es hora _añade_ de que se reconozca esta enfermedad como causa de invalidez, porque se van perdiendo capacidades de atención y memoria”". En esta materia sólo ha habido en España varias sentencias testimoniales que sí han reconocido la invalidez.

Rosa Castro

Artículo: Un estudio de la Universidad de Zaragoza revela que el ejercicio mejora la fibromialgia.