Martes, 30 de mayo de 2017

Síguenos en:


20sep

Dos grupos de investigación del CITA reciben Premio de Prensa Agraria 2004


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

Publicar en un medio español prestigioso en el campo de la investigación agraria es sinónimo de escribir en la revista de Información Técnica Económica (ITEA), perteneciente a la Asociación Interprofesional para el Desarrollo Agrario (AIDA), que surgió en Zaragoza, en el Campus Aula Dei, amparada por el Instituto Agronómico Mediterráneo.

Esta revista agraria, que hace suyo el español como lenguaje científico, es una de las más antiguas y prestigiosas en nuestro país, en ella colaboran científicos nacionales o extranjeros. Anualmente, desde hace tres décadas, la asociación editora AIDA concede el Premio de Prensa Agraria a los dos mejores trabajos publicados en estas categorías. En esta edición, el galardón ha recaído en dos grupos de investigación del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) del Gobierno de Aragón (En la imagen, algunos miembros premiados). En producción animal la publicación ganadora ha sido “”Efecto del uso de promotores del crecimiento (hormonas+dexametasona y clenbuterol+ dexametasona) sobre la calidad de la canal en añojos pesados”". Los investigadores (P.Alberti, F.Monson, G.Bianchi, C.Sañudo, J.L. Olleta, B.Panea y A.Arino) proceden del CITA y de la UZ y forman parte del Grupo Consolidado de Investigación “”Calidad y Tecnología de la Carne”".

En producción vegetal ha sido seleccionado el artículo “”Estudio económico de distintos sistemas agrarios para cultivo de cereales en secano semiárido”", cuyos autores (G.Pardo, J.Aibar, F.Villa, S.Fernández-Cavada, M.Eslava y C.Zaragoza) pertenecen al CITA, Universidad de Zaragoza (UZ) y Departamento de Agricultura de la DGA. Forman parte del Grupo consolidado de investigación “”Producción vegetal sostenible (PROVESOS)”".

“”Necesidad de reivindicar el español como lenguaje científico”"

La revista ITEA, de edición trimestral, se dirige tanto a científicos y técnicos como a veterinarios, agrónomos, biólogos y ganadero y cuenta con gran difusión tanto en España como en América Latina. “”Se publica en español, porque es un contrasentido que el científico para hacer curriculum publique en revistas científicas extranjeras y no llegue al destinatario que tiene que llegar, al cual le van a ser útiles los resultados de la investigación para ponerlos en práctica. Además, estos colectivos no tienen fácil acceso a publicaciones científicas como Nature o Science. Tenemos que reivindicar el español como lenguaje científico”", explica Pere Alberti, científico del grupo consolidado premiado en producción animal y anteriormente director de ITEA.

Este investigador es uno de los miembros del Grupo Consolidado de Investigación “”Calidad y Tecnología de la Carne”", dirigido por Carlos Sañudo, que ha hecho público en el artículo premiado los resultados del trabajo sobre el control de la calidad de carne de vacuno. Esta línea de investigación es fruto del convenio que en el 2001 estableció la Universidad de Zaragoza y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria con el fin de detectar los residuos, como el Clembuterol, que se utilizan para el engorde fraudulento de los terneros. “”Con estas sustancias el ternero orina menos, se engorda rápidamente y puede ocasionar problemas de salud a los consumidores, cuando el clembuterol no se ha disuelto completamente, y hay restos en el hígado del animal, por ejemplo”", detalla Alberti.

Este proyecto de investigación, en el que colaboran MercaZaragoza y responsables de Sanidad y Agricultura del GA y del Ministerio, se centra así en evitar este tipo de escándalos, para lo que se ha precisado escoger una serie de terneros, a los que se les ha administrado clenbuterol y dexametasona. “”Se sacrificaron, se tomaron muestras y esto permitió poner actualizar las técnicas de detección de carnes fraudulentas. Una parte de los resultados no se ha divulgado, porque no lo ha permitido el Ministerio, para no dar pistas sobre cómo detectar estas sustancias a quienes cometen estos delitos”", finaliza Pere Alberti.

Mayor rentabilidad con sistemas ecológicos de producción

El otro artículo premiado con el Premio Prensa Agraria 2004, en la categoría de Producción Vegetal, ha sido el perteneciente al Grupo Consolidado de Investigación “”Producción Vegetal Sostenible (PROVESOS)”", que extrae una conclusión clara: la producción ecológica de cereales en secano semiárido es más rentable que la convencional. “”Estos sistemas se basan en rotaciones de cultivos, uso de enmiendas orgánicas naturales y control mecánico de malas hierbas, para mantener a largo plazo la fertibilidad del suelo y la flora arvense en niveles razonables”", explica Gabriel Pardo, investigador de este grupo.

Para llegar a esta conclusión, este científico asegura que el estudio ha recogido datos agronómicos y económicos de un experimento de 7 años de duración en un secano semiárido de Sábada (Zaragoza), donde se ensayaron sistemas productivos ecológicos que se compararon con uno convencional. “”El sistema de mínimos (con alzado, cultivador, siembra y cosecha) fue el que mayores beneficios proporcionó (271%), seguido de cerca (266%) por el sistema ecológico (incluyendo sobre el sistema de mínimos abono orgánico y escarda mecánica) y resultando en la peor opción (100%) el “”convencional”" (incluyendo sobre el de mínimos el abonado químico y tratamiento herbicida). Los tres sistemas produjeron lo mismo, pero los beneficios obtenidos son distintos por los diferentes costes ocasionados y precios de venta de las cosechas según el sistema de que se trate”", tal como concreta este científico.

Rosa Castro