Viernes, 24 de febrero de 2017

Síguenos en:


17ene

Violeta Barba: “Debemos alegrarnos de que el CSIC siga apostando por Aragón como tierra de investigadores”


  • Compártelo en Digg
  • Añádelo a del.icio.us
  • Menéalo
  • Facebook
  • Twitter
  • Envíalo por correo electrónico

La presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, ha recibido en su despacho a la delegada institucional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Aragón, María Jesús Lázaro, y a los directores de los centros de investigación de Ciencia de Materiales, Javier Campo, y de la Estación Experimental Aula Dei, Jesús Val. “Debemos alegrarnos de que el CSIC siga apostando por Aragón como tierra de investigadores”, ha dicho la presidenta al término del encuentro, “porque la ciencia funciona como motor de competitividad y liderazgo y es la base del desarrollo y del cambio de paradigma que nuestra economía necesita”.

Con esta primera toma de contacto, Barba ha conocido de primera mano el trabajo que desarrolla el CSIC en los seis institutos a su cargo en la Comunidad y que han hecho de Aragón una tierra “puntera”, según ha destacado, en investigaciones sobre nanotecnología, energía, materiales, medio ambiente y cambio climático, así como en grafeno y captura de hidrógeno.

Barba ha aprovechado la entrevista para felicitar al CSIC por la reciente concesión del Premio Aragón Investiga a entidades por su apoyo a la investigación y a la transferencia de conocimientos, y ha animado a la institución a seguir siendo “pilar fundamental de la producción científica y de conocimiento en Aragón”. “Siempre que se habla de ciencia, el CSIC es una de sus principales banderas. Hay que cuidarlo y mimarlo porque exporta el nombre de Aragón fuera del territorio y de España”, ha dicho la presidenta.

Con su delegada, Barba ha valorado también las medidas incluidas en el Pacto por la Ciencia, firmado el pasado mes en las Cortes de Aragón con el consenso de todos los partidos y de la comunidad científica, académica y empresarial de la Comunidad, y la tramitación de una futura ley aragonesa de Ciencia, en cuyo borrador ya trabaja el Ejecutivo autonómico.

El CSIC es la institución científica más importante de España y ocupa el tercer puesto europeo y el séptimo mundial por su producción científica. Su labor abarca desde la investigación básica a la transferencia del conocimiento al sector productivo. La presencia del CSIC en Aragón se remonta a la década de los 40.

En la actualidad cuenta con seis institutos. Tres de ellos son propios: la Estación Experimental de Aula Dei, que se dedica a la investigación en el sector agroalimentario; el Instituto Pirenaico de Ecología, que analiza cuestiones relacionadas con los recursos naturales y el cambio climático; y el Instituto de Carboquímica, que se centra en temas de gran sensibilidad social, como la contaminación atmosférica, y en áreas de nuevos retos, como la producción de hidrógeno, combustibles renovables y nanociencia.

Además, el CSIC coordina junto a la Universidad de Zaragoza otros tres centros mixtos. Se trata del Instituto de Ciencia de Materiales, el de Síntesis Química y Catálisis Homogénea, y el Laboratorio de Investigación en Fluidodinámica y Tecnologías de la Combustión.

En todos ellos, desarrollan su actividad investigadora 147 personas de la plantilla del CSIC y 98 de la Universidad de Zaragoza, a las que hay que añadir personal en formación y técnico, que eleva la cifra hasta las 664 personas. La actividad se organiza a partir de 59 grupos de investigación de los 305 reconocidos por el Gobierno de Aragón en total.
En los últimos cinco años, los investigadores del CSIC en Aragón han dirigido 69 proyectos europeos y 647 proyectos de I+D con empresas y administraciones. Actualmente, el Consejo tiene 24 patentes en explotación en Aragón.

Lázaro es delegada institucional del CSIC desde octubre de 2015. Como coordinadora, actúa como punto de enlace e interlocutora con las distintas instituciones públicas y privadas de la Comunidad Autónoma.

Tras reunirse con la presidenta, la delegada del CSIC, acompañado por representantes de todos los centros dependientes del Consejo, ha mantenido también un encuentro con representantes de los diferentes grupos parlamentarios en las Cortes de Aragón para exponerles el trabajo que desarrolla el Consejo Superior y avanzar propuestas para la futura ley de Ciencia. A todos ellos, les ha transmitido la necesidad de una mayor inversión en ciencia y de buscar soluciones a la dispersión de sedes que sufren los distintos institutos. Además, ha invitado a los parlamentarios a conocer in situ los seis centros del CSIC en la Comunidad.